César Carlos Ávila: «Las técnicas de neuroimagen nos permiten investigar cosas antes impensables del cerebro» Ir al contenido principal

Destacados

Social Street Castelló, nuevas formas y espacios de relacionalidad

Tras crear un grupo cerrado de Facebook para los vecinos, el Grupo San José Obreroy la Plaza Pintor Sorrolla de Castellón se han convertido en los primeros vecindarios adheridos al movimiento Social Street Castellón. 

Social Street es un movimiento ciudadano surgido en las calles de la ciudad de Bolonia (Italia) durante el mes de noviembre de 2013. Desde sus inicios, el objetivo del movimiento Social Street ha sido la socialización del vecindario a través del fomento de relaciones interpersonales que permitanconocer los intereses y las necesidades cotidianas de la gente, compartir experiencias e inquietudes con la gente que vive en deredor, llevar a cabo actividades con un interés mutuo, cooperar en el desarrollo y mejora del vecindario, solucionar problemas de distinta índole, hablar, tomar café, intercambiar puntos de vista, etcétera.... En definitiva, para crear espación de relacionalidad urbana en un mundo cada vez más atomizado, desencarnado e digitalizado.

Como parte del movimient…

César Carlos Ávila: «Las técnicas de neuroimagen nos permiten investigar cosas antes impensables del cerebro»

Las técnicas de neuroimagen iniciadas a mediados de los años 90 han supuesto una revolución fundamental en la investigación del cerebro ya que permiten ver cómo reacciona ante diversos estímulos, «pero también se ha de ir con mucho cuidado y tener en cuenta su fiabilidad, especialmente que la muestra de personas estudiadas sea suficiente». Así lo ha destacado el catedrático de Psicología Básica de la Universitat Jaume I César Carlos Ávila Rivera durante la segunda jornada del curso de verano de la UJI «Neurociencias: ¿Una nueva filosofía?».

El profesor ha explicado que las primeras investigaciones realizadas con técnicas de neuroimagen «desde mi punto de vista hicieron mucho daño porque se realizaron estudios con solo cinco o ocho pacientes que luego se han tenido que retirar». Por eso, señala que «se debe incrementar bastante el número de las muestras y saber qué se está haciendo». Ávila ha explicado a los asistentes las diferentes técnicas empleadas para el estudio del cerebro, especialmente la utilizada por los investigadores de la UJI basada en el análisis a través de resonancia magnética de los aportes de sangre a las diferentes zonas del cerebro en función de los estímulos que recibe.

Previamente, el catedrático de la UJI ha ofrecido una visión general sobre el funcionamiento del cerebro, en la que ha resaltado que sólo una pequeña parte del cerebro está relacionada con el procesamiento moral. Se trata de la vía ventral en la que «están las zonas relacionadas con el procesamiento individual» que funciona en diferentes pasos como son percibir, dar nombre a lo que acontece y dotarlo de un contenido emocional.

Entre los principales avances en el conocimiento del cerebro, César Carlos Ávila ha destacado el conocimiento de que «la zona medial del cerebro es la representación de nosotros mismos, la zona que se relaciona con el yo, desde un nivel cognitivo a un nivel social». Por lo que respecta a las técnicas de estudio del cerebro, ha indicado que «se ha visto que la forma mejor de estudiarlo es cuando no hace nada, está dando mucha más información porque la conectividad, la forma de estar organizado el cerebro es fiable si se estudia cuando está en reposo».


Ver fotografías: http://www.uji.es/noticies/foto/num&id_a=25652340




Fuente: uji

Comentarios