Unión de Mutuas da un paso más en su compromiso con la ética y la sostenibilidad Ir al contenido principal

Destacados

Social Street Castelló, nuevas formas y espacios de relacionalidad

Tras crear un grupo cerrado de Facebook para los vecinos, el Grupo San José Obreroy la Plaza Pintor Sorrolla de Castellón se han convertido en los primeros vecindarios adheridos al movimiento Social Street Castellón. 

Social Street es un movimiento ciudadano surgido en las calles de la ciudad de Bolonia (Italia) durante el mes de noviembre de 2013. Desde sus inicios, el objetivo del movimiento Social Street ha sido la socialización del vecindario a través del fomento de relaciones interpersonales que permitanconocer los intereses y las necesidades cotidianas de la gente, compartir experiencias e inquietudes con la gente que vive en deredor, llevar a cabo actividades con un interés mutuo, cooperar en el desarrollo y mejora del vecindario, solucionar problemas de distinta índole, hablar, tomar café, intercambiar puntos de vista, etcétera.... En definitiva, para crear espación de relacionalidad urbana en un mundo cada vez más atomizado, desencarnado e digitalizado.

Como parte del movimient…

Unión de Mutuas da un paso más en su compromiso con la ética y la sostenibilidad




Unión de Mutuas ha celebrado el miércoles 27 de mayo en el Salón de Actos de la Cámara de Comercio de Castellón el acto de entrega oficial por parte de AENOR de la Certificación del Sistema de Gestión de Riesgos para la Prevención de Delitos en las Organizaciones, tercera entidad que obtiene este certificado de buenas prácticas para impedir la comisión de delitos, 

El evento contó con la presencia de representantes de la Administración pública, del Poder Judicial,  de organizaciones empresariales,  colaboradores,  sindicatos y profesionales, así como con la ponencia del catedrático de ética de la Universidad Jaume I de Castellón Domingo García Marzá, quien, junto con su grupo de investigación Filosofía política y Ética empresarial, lleva más de 15 años colaborando con Unión de Mutuas en la gestión de la ética y la responsabilidad social de la organización.

Como explicó Pedro Agut durante el evento, para Unión de Mutuas la obtención de esta certificación supone, además del reconocimiento público de su labor de transparencia y buenas prácticas empresariales, una acreditación de que se tiene debidamente implantado en la organización el modelo de prevención de delitos, cuyo objetivo principal es prevenir la comisión de los mismos, detectar, reparar y disminuir el delito y sus efectos y exonerar de responsabilidad penal a la persona jurídica en un eventual proceso penal.

Además. Pedro Agut destacó que esta certificación llega tras una intensa auditoría en el seno de toda la organización y constituye un ejemplo de buenas prácticas empresariales, pretendiendo con ello no solo evitar o minimizar riesgos internos, sino trasladar al entramado empresarial la necesidad de adoptar medidas drásticas y efectivas en la evitación de conductas ilícitas en la actividad económica y empresarial.


Cambios en el Código Penal
El punto de partida de la implantación de éste sistema de gestión de denuncias de irregularidades legales se fija con la modificación del Código Penal por la Ley Orgánica 1/2015, que entrará en vigor el próximo 1 de julio. Entre otras cuestiones, la ley regula la responsabilidad penal de las personas jurídicas y se ocupa de la forma de evitar delitos en el seno de las empresas, con carácter preventivo. Para anticiparse a la entrada en vigor de esta ley, Unión de Mutuas empezó a trabajar en la implantación de un sistema para la prevención de delitos como una pieza más en la gestión como empresa socialmente responsable.

La certificación concedida acredita que Unión de Mutuas ha implantado un sistema de gestión eficaz para la prevención de delitos. Se trata de dar un paso más dentro del Sistema de Gestión instaurado en Unión de Mutuas que apuesta por un compromiso ético con sus grupos de interés y con el desarrollo sostenible.


Compromiso ético y sostenible
Esta certificación, además, tiene su sentido en el compromiso asumido hace más de una década por Unión de Mutuas  con la ética y la responsabilidad social. En este sentido, la certificación es el último eslabón de una cadena de acciones destinadas a su gestión, mejora y desarrollo interno y externo.

El primer paso se dio en 2003, cuando se publicó la primera edición del Código Ético. Un documento realizado con el apoyo grupo de investigación "Filosofía política y Ética empresarial" que dirige el catedrático de ética de la Universidad Jaume I Domingo García-Marzá, en el cual se exponían públicamente todos los principios y valores de la Mutua, su carácter o manera de ser y actuar. 

En este sentido, en el 2012 se dio un paso más en esta labor comprometida con los stakeholders de la organización, con la aprobación del Código de Conducta que desarrolla los principios y valores del Código Ético a través de unas normas aplicables en las relaciones con los grupos de interés. La evolución de Unión de Mutuas se inscribe en la búsqueda de la excelencia, hecho que llevó a adoptar el modelo EFQM de gestión empresarial en 2001.


Con todo ello, Unión de Mutuas ha buscado contribuir a la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social y satisfacer las necesidades y expectativas legítimas de sus grupos de interés. En ese camino se ha implantado, además, un sistema de gestión que cuenta con distintas acreditaciones: al sistema de gestión de la ISO 9001, gestión medioambiental después, gestión de la I+D+i, de la responsabilidad social… y el último, el certificado iuriscert (gestión de prevención de delitos en las organizaciones).



Comentarios