Manifiesto en apoyo a las movilizaciones por la democracia desde las Universidades y los centros de investigación Ir al contenido principal

Destacados

Social Street Castelló, nuevas formas y espacios de relacionalidad

Tras crear un grupo cerrado de Facebook para los vecinos, el Grupo San José Obreroy la Plaza Pintor Sorrolla de Castellón se han convertido en los primeros vecindarios adheridos al movimiento Social Street Castellón. 

Social Street es un movimiento ciudadano surgido en las calles de la ciudad de Bolonia (Italia) durante el mes de noviembre de 2013. Desde sus inicios, el objetivo del movimiento Social Street ha sido la socialización del vecindario a través del fomento de relaciones interpersonales que permitanconocer los intereses y las necesidades cotidianas de la gente, compartir experiencias e inquietudes con la gente que vive en deredor, llevar a cabo actividades con un interés mutuo, cooperar en el desarrollo y mejora del vecindario, solucionar problemas de distinta índole, hablar, tomar café, intercambiar puntos de vista, etcétera.... En definitiva, para crear espación de relacionalidad urbana en un mundo cada vez más atomizado, desencarnado e digitalizado.

Como parte del movimient…

Manifiesto en apoyo a las movilizaciones por la democracia desde las Universidades y los centros de investigación

Las abajo firmantes, como personas pertenecientes al PDI (Personal Docente e Investigador), al PAS (Personal de Administración y Servicio), y al estudiantado tanto de universidades como de centros de investigación, apoyan las movilizaciones que se están produciendo en el estado español:

Desde el día 15 de Mayo miles de personas (la mayoría jóvenes) ocupan las calles y las plazas de nuestro país pidiendo más democracia y menos mercado. Mucha gente nos hemos indignado y lo estamos demostrando en la calle. Se ha cumplido un sueño de tantos que nos quedan por cumplir, y si no nos dejan soñar, no les dejaremos dormir.

Muchas personas de la universidad estamos participando activamente en este movimiento que está naciendo con gran fuerza.

A pesar de las resistencias de los medios de comunicación, de las Juntas Electorales y de la policía (o a lo mejor gracias a ellos), las concentraciones, las posteriores acampadas y las redes de difusión en facultades, centros de trabajo, pueblos y barrios, se van a suceder, como mínimo, hasta el domingo 22 de Mayo.

Esperamos que este movimiento continúe y nos comprometemos a promover procesos democratizadores también desde y en nuestras Universidades.

Por último, con este llamamiento queremos animar a todo el mundo a que contribuya con todas sus fuerzas a construir este movimiento, a construir más democracia y a terminar con la dictadura de los mercados.


Si eres PDI, PAS, Investigador o Estudiante universitario y quieres firmar este manifiesto en apoyo a las movilizaciones por la democracia, pincha aquí:


[firmar manifiesto]


Comentarios

  1. Robert Tena Bachero27 de mayo de 2011, 10:33

    Estos movimientos que han nacido en estos momentos delicados de nuestra política y economía, son realmente interesantes, ya que han demostrado tener mucha fuerza y poder conseguir nuevos avances sociales en cuanto a las decisiones que se tomen desde el estado y la política, ya que son decisiones que nos afectan a todos, y todos deberíamos participar en ellas.

    Las inquietudes de estos jóvenes y no tan jóvenes, viene producida por una gestión pésima, de una situación económica complicada, queriendo hacerse oír de una forma alta y clara, reclamando cambios, para mi necesarios, en los puestos políticos y públicos más importantes.

    Estos movimientos sociales solo pueden traer avances a nuestra forma de vida, debemos hacer que se nos escuche, y que el estado reaccione ante estas reclamaciones, creando un entorno y una sociedad más justa, y formada por todos y cada uno de nosotros.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo siento pero creo que soy de las pocas personas que no está en nada de acuerdo con cómo se está gestionando todo esto (que no es lo mismo que "no comparta la intención").
    Estoy de acuerdo con que es necesario un cambio en el sistema político en este país, un cambio en el sistema electoral. Pero no estoy de acuerdo en las formas en que se está llevado a cabo la 'revolución' (aparte de que me parece ofensivo que se haya llegado a comparar este 'movimiento verbenero' con las revoluciones de Siria o Libia; ¿qué se juega la gente que está acampada en las plazas españolas? ¿acaso se juegan la vida como en las verdaderas REVOLUCIONES árabes? No. Por lo que no intentéis compararos con gente que sí perdió algo más que un par de rastas por una verdadera causa).
    Creo que esto se está yendo de las manos. Entiendo que haya gente que todavía conserve ese espíritu 'romántico' y 'utópico' y comparto que tengan el derecho a expresar libremente lo que desean (allá cada uno con su conciencia). Pero no comparto para nada que, lo que se suponía que empezó como una revolución social 'apolítica', libre y democrática se esté convirtiendo en una manifestación antisistema, violando órdenes gubernamentales y derivando en acciones policiales violentas como la de la semana pasada en Barcelona. Además del ya por si vergonzoso 'ataque verbal' a personajes públicos más allá de los límites de su 'gestión política'.
    Aun más vergonzoso me parece que 'se pida democracia' pero no se acepte a quién no comparta los valores del movimiento. Como cuando los piquetes 'te invitan libremente a participar de sus huelgas o sino te rompen las cristaleras de tu comercio', ¿eso también es democracia? No, es terrorismo (RAE = 1. m. Dominación por el terror.).
    No espero con este comentario convencer a nadie (ni que me empiecen a llover e-mails contrarios intentando convencerme a mi porque ni lo vais a conseguir ni pienso que sea lo más ético). Simplemente pienso que todo está siendo una pérdida de tiempo PORQUE HA PERDIDO LA ESENCIA TRANSITIVA CON LA QUE EMPEZÓ y que no solo están haciendo el ridículo sino 'dando demasiado por saco' invadiendo lugares públicos, ensuciando las calles, no respetando opiniones contrarias de quién pasa por allí y 'no se quiere unir, camarada'; y dando una visión internacional de nuestro país como si fuésemos la nueva Argentina.
    Está saliendo bien, si es que eso era lo que querían pero tarde o temprano 'desacamparán' para la tranquilidad de muchos Españoles que, como yo, no compartimos nada de lo que lleva ocuriendo desde hace 2 semanas en nuestro país.

    ResponderEliminar
  3. El movimiento 15M, con sus asambleas, acampadas etc debe continuar. Ya era hora que los ciudadanos nos uniéramos para acabar con la corrupción y la manipulación política.
    Un movimiento formado tanto por jóvenes como adultos, trabajadores, jubilados, empresarios que tienen un único objetivo común, conseguir la democracia real ya!

    ResponderEliminar
  4. Lo que más me gusta de este movimiento es que por fin la ciudadanía ha decidido movilizarse, parecía que estábamos medio dormidos y aceptábamos todo lo que nos ponían, y prácticamente sin quejarnos. Pero ha sido la población la que ha decidido levantarse, y los medios de comunicación y partidos políticos los primeros en sorprenderse. Por una vez ha surgido una protesta que nace desde el pueblo y busca soluciones para el pueblo. Creo que este es el verdadero significado de opinión pública y que se debería respetar si de verdad queremos una sociedad cívica y democrática.
    Y los partidos y medios de comunicación masivos, tendrán que adaptarse a este cambio y concienciarse de que les evaluamos con lupa y que somos conscientes de que no son del todo sinceros ni plurales.

    ResponderEliminar
  5. Creo que este movimiento era necesario para la sociedad actual en la que vivimos, debería haber llegado antes, sí, pero bueno, ahora que parece que la gente se ha unido y ha salido a la calle debemos aprovecharlo al máximo e intentar que siga adelante, que sigan las asambleas, las manifestaciones y todo lo que haga falta, y que poco a poco se vayan uniendo muchas personas. También creo que lo ideal sería que los medios no manipulasen las informaciónes, y si hay 1000 personas en una manifestación, que no digan que había 500, que no saquen sólo lo malo, como por ejemplo alguna que otra destroza que se haya podido ocasionar en el mobiliario urbano. Tampoco el papel de la policia, como por ejemplo los acontecimientos vividos en Barcelona. Lo que más me gusta es que se trata de un movimiento pacífico, que está despertando poco a poco a la sociedad y que nos está haciendo pensar, cosa que a veces se nos olvida, y simplemente nos dejamos arrastrar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario