And the winner is... «todo sigue igual» Ir al contenido principal

Destacados

70 Personas desempleadas refuerzan mañana sus competencias laborales en el 4º Networking de la Mesa de RSCs

La Mesa de Responsabilidad Social de Castellón celebra mañana, jueves 31 de mayo, un encuentro entre empresas y personas desempleadas para fomentar la empleabilidad de quienes suelen encontrar mayores dificultades para hacerse un hueco en el mercado laboral. 
El 4º Networking para el empleo tendrá lugar en el Hotel Luzde Castellón (Carrer del Pintor Oliet, 3, 12006 Castellón) desde las 9:30 hasta las 13:30 horas.
Más de 150 personas –entre empresas, entidades sociales y personas desempleadas- participan en esta experiencia que alcanza su cuarta edición. Un encuentro en el que cada persona seleccionada por los servicios de empleo de las entidades sociales de la Mesa realiza un itinerario por siete talleres formativos y entrevistas de trabajo con los técnicos especializados en recursos humanos de las firmas participantes. Medio centenar de empresas –multinacionales, grandes empresas y pymes- que desarrollan su actividad en la provincia de Castellón dan su respaldo a esta iniciativa.
La Mes…

And the winner is... «todo sigue igual»

Patrici Calvo, 23/05/11
Anoche me acostaba bastante decepcionado con los resultados de las últimas elecciones. No por la victoria electoral del PP, más que esperada dada la horrible gestión de la crisis que llevado a cabo el gobierno socialista, sino por el inmovilismo democrático español. Deseamos que las cosas cambien, pero luego continuamos sin agitar un ápice nuestras preferencias en las urnas, cerrando con ello el paso a la posible entrada de nuevas y enriquecedoras ideas.

El “mapa azul” corrobora el bipartidismo democrático de la sociedad española. El voto de castigo al PSOE no se ha traducido en un aumento de la presencia de nuevos partidos en los municipios y en las comunidades del país, sino en un incremento de votos para el Partido Popular. Creo que este era un buen momento para romper con el bipartidismo e introducir nuevas voces en el panorama democrático español. Hubiera sido altamente refrescante para nuestra democracia. Pero lejos de ello las comunidades se han teñido de azul y han acabado demostrando que no hay vida más allá del rojo o el azul. Cuando no es el uno, es el otro. Movemos las papeletas según sople el viento.

Así pues, aunque he de reconocer que ayer, dadas las protestas y manifestaciones de estas semanas, apostaba por «a ninguno de los anteriores» o por «a ninguno» como lema ganador de estas elecciones, finalmente ha sido «todo sigue igual» el que se ha llevado el gato al agua. El pluralismo democrático tendrá que esperar.


Comentarios

  1. Patrici,
    Aunque es cierto que los resultados desaniman, piensa que se han dado pasos para acabar con el bipartidismo. Algún día esto dará un vuelco pero para ello necesitamos seguir activos y mantener el espíritu del Movimiento del 15-M.

    ResponderEliminar
  2. Todos en cierta forma, nos sentimos desalentados por los resultados previsiblemente obtenidos. Pero como bien señalas, España es un país, claramente bipartidista y si no son unos, lo serán los otros.Que la mayoría de nuestra población, sea una población envejecida, no ayuda a la hora de introducir cambios en la elección y forma de gobernar. Pero no por ello hemos de conformarnos, siguiendo el comentario anterior, los jóvenes especialmente, debemos de seguir manteniendo vivo el espíritu emprendedor. El cual, demanda cambios, reivindica lo que es suyo y lo quiere ya, el que lucha por las causas justas y por un futuro mejor. Solo de esta manera, conseguiremos salir del letargo político en el que nos encontramos sumergidos.

    ResponderEliminar
  3. Del mismo modo que pueden preocupar (que no sorprender) los resultados actuales, debería hacerlo que un tercio de la población no vaya a las urnas. La gente dice que no se siente identificada con ningún partido, que el sistema actual es malo... Bla, bla, bla! Lo que pasa es que son unos conformistas o unos vagos. ¿Qué sucedería si ese tercio votase en blanco? Sería la mejor forma de reivindicar que no se está de acuerdo con el sistema político, con los actuales partidos...

    Otra pregunta que me gustaría lanzar: ¿Quién se lee los programas electorales? Prácticamente NADIE (que me perdonen los que si lo hacen). La gente no sabe qué vota, no sabe a quien vota, porque vota a la "ideología". Una ideología representada por políticos profesionales, que no por profesionales políticos. En fin, la culpa es del pueblo. En nuestras manos está cambiar. Luego, que no hablen...

    ResponderEliminar
  4. Contestando a Carlos en el aspecto de leer o no los programas electorales, le he de decir que por desgracia yo si que me leí los que me presentaron de las elecciones locales, aunque defendiendo su tesis estoy seguro que la gran mayoria del resto de electorado no lo hizo, eso se denota en el resultado final, ya que en el programa político del partido que ganó las elecciones en mi municipio iban incluidas unas propuestas que se de primera mano que prácticamente nadie en el pueblo respaldaria, pero eso no importa,y ya volviendo a lo que me interesa en este comentario, lo que importa es de que color es el símbolo que aparece en la papeleta, habiendo, como ha quedado manifestado en las elecciones, solo dos colores donde elegir.
    Obviamente el hecho de seguir votando a gente de la que teoricamente estas descontento de su comportamiento es culpa del electorado, eso no se puede paliar bajo ningún concepto. Cada uno con su moral, pero seguir votando a quien te ha llevado a una situación penosa es responsabilidad del individuo que lo hace y de nadie mas. Lo que si que considero que se podria cambiar con respecto a el resultado de las elecciones y el bipartidismo consiguiento es la ley electoral, que como todos sabemos se rige por la extraña para mi ley de Hont. Creo que no se puede condicionar a quien votas, pero si los resultados de esos votos en el recuento y posterior reparto de escaños. Creo que esta medida si que ayudaria a paliar el bipartidismo, me atrevo a decir casi autoritario, que nos toca padecer en nuestra democracia y daria juego y voz a otros partidos con los que la gente incluso se podría sentir mas identificada.

    ResponderEliminar
  5. Creo que todos nos hemos sentido igual al ver los resultados del domingo pero también pienso que era lo que nos esperábamos. La sociedad con su voto lo que ha hecho ha sido castigar al Gobierno de Zapatero por su mala gestión en estos últimos años, votando al Partido Popular y el año que viene, el las elecciones generales será más lo mismo.

    Pienso que España es un país en la que la mayor parte de la población es envejecida y éstos votan siempre según lo que el Gobierno les puede ofrecer en cuanto a sus pensiones, no miran nada, creo que no se paran a pensar donde va dirigido su voto, como lo podemos hacer los jóvenes. Yo creo que nuestras generaciones somos las que podemos cambiar nuestra democracia ya que no nos conformamos con lo que tenemos y siempre queremos aspirar a más, sólo hay que ver la movilización que hay en toda España debido al 15-M.

    ResponderEliminar
  6. Primero que nada me gustaría decir que este año he vivido las elecciones más cerca que nunca debido a que la noche de las elecciones me encontraba en el ayuntamiento de Vila-real trabajando para una revista y viendo los resultados de las votaciones a tiempo real.

    La verdad es que en el caso de Vila-real se ha notado un gran cambio que me ha alegrado muchísimo. El Partido Popular lleva siendo elegido por muchos años en esta ciudad, y este año, aunque haya obtenido más escaños que ningún otro partido (como viene siendo habitual), hay no obstante una diferencia, y es que esta vez no ha obtenido 13 escaños (mayoría absoluta), con lo que se ha llevado una decepción.

    Y no digo que me haya alegrado de que el PP no haya obtenido la mayoría, sino que a lo que me refiero es que ya iba siendo hora de que hubiera un cambio ya que debido a esto, se han dado 4 escaños a 2 partidos que hacía tiempo que no tenían ni voz ni voto en Vila-real y 1 escaño a un partido nuevo que por fin ha logrado hacerse ver en la sociedad vilarealense.

    Y es que durante los años anteriores, cuando el PP ha tenido la mayoría absoluta, ha pasado completamente de las propuestas que otros partidos como PSOE o Bloc le han ofrecido y no ha querido citarse para hablar con nadie. Por eso digo que me alegra el cambio, aunque este sea mínimo, e independientemente de mi afinidad hacia un partido u otro. Porque pienso que para lograr el bien de la ciudad de Vila-real y, por ende, de sus habitantes, hace falta que exista un diálogo entre partidos y no que uno de ellos lleve el control y la vara de todo como si de un dictador se tratara.

    Por otro lado, al ver el "mapa azul" no puedo dejar de pensar en que por mucho que hagan los ciudadanos españoles con la "spanish revolution" o la "acampada sol" y todas estas cosas, esto servirá de poco por no decir de nada, debido a que si en las próximas elecciones de 2012 se ve reflejado este mismo mapa y sale victorioso el PP, dudo mucho que se haga realmente algo para satisfacer a la ciudadanía puesto que, basándome en personas que lo han vivido de primera mano, toda esta crisis se debe al Partido Popular (aunque ellos lo nieguen) ya que una crisis del tamaño que está viviendo España no se debe a unos pocos años atrás, sino más bien a muchos años de mala práctica política que se ven reflejados en una legislatura que casualmente ha coincidido con el cambio de partido.

    Por otro lado, no me extrañaría que el PP se atribuyera todo el mérito de la salida de la crisis en el caso de ganar las elecciones estatales de 2012, ya que supuestamente a finales de 2011 y durante el 2012 se prevé una mejora de la crisis, con lo que se verán unos resultados positivos que dicho partido querrá hacer ver que es gracias a ellos. Y es que este es el mismo caso de antes pero a la inversa: un fin no se logra inmediatamente, sino que es el reflejo de varios años de esfuerzo; y no parece ético ni moral que el PP quiera hacer ver que la salida del período de recesión es gracias a ellos, aunque mucho me temo que esas serán sus intenciones. Y si hablo del PP de esta forma es debido a que parece que vaya a ser el próximo ganador a nivel estatal por este sistema bipartidista en el que vivimos y en el que se vota según gira la veleta, puesto que si no son unos, son los otros los que siempre salen elegidos.

    Pero retomando lo que comentaba al principio, en Vila-real hay un nuevo partido que ha obtenido un escaño por primera vez (Iniciativa per Vila-real), por lo que me siento orgulloso de que por una vez no haya mayoría absoluta y que se enfrenten los partidos al diálogo para mejorar el futuro de la sociedad.

    ResponderEliminar
  7. AROA EJARQUE RODRIGUEZ25 de mayo de 2011, 13:34

    Desde mi punto de vista tambíen pienso al igual ya que el hecho de que se produzca este bipartidismo o unos o otros no aporta nada bueno e innovador para nuestro pais ya que siempre asi estaran en el mandato los mismo con sus mismo ideales y creo que la sociedad debe avanzar e dejar a demas partidos politicos que por minoritarios que sean tienen muy buenos proyectos y muy buenas intenciones que pueden hacer que lleve a españa como un cambio innovador y se deje de lado un poco todo este bipartidismo entre rojos y azules.

    Ya que en mi opinion creo que este sistema de bipartidismo que se ha impuesto no lleva en ningun caso a que la democracia evoluciones innove y lleguen al gobierno nuevos partidos con nuevos cambios que creo que tambien podrian ser interesantes y que darian su fruto positivo.
    Además creo que el ghecho de castigar al psoe llevando a cabo una mayoria de votos al pp no va hacer que el pais evolucione porque todos estos años atras o bien han estado unos en mandato o otros asi que creo que en mi opinio tanto los rojos como los azules se mueven por sus propios intereses y ¡sinceramente creo que el pueblo español se tendria que mover mñas informarse mejor y votar pero no dejar de votar o passar del sistema politico porque creo que hay gran cantidad de partidos politicos interesantes que si te informas te pueden interesar sus propuestas y esto haria que la gente votara más y con ello haría que españa dejara de lado por lo menos un poco el bipartidismo.

    ResponderEliminar
  8. Marta María López Mateu25 de mayo de 2011, 19:45

    Opino que lo que pasó el domingo no es más que un castigo al gobierno, sin embargo me planteo una cuestión: ¿A quién debemos castigar ahora? Mucha gente en desacuerdo con los resultados, y aun así, lo esperado ha sucedido, el PP ha ganado.
    No me voy a meter en si es una suerte o una desgracia, ya se verá. Pero creo que no hay más culpable que los propios ciudadanos. Estoy totalmente de acuerdo con Carlos, y es que no existe un pensamiento reflexivo de la gente, no se realiza un estudio racional sobre lo que es mejor o peor, simplemente se va a votar sin ni siquiera(en su mayoría) leerse las propuestas electorales. ¿Qué clase de criterio es ese entonces?
    A parte, el pasotismo de muchos otros que ni siquiera se levantaron para votar por simple vagueza. Es cierto que son libres de perder su derecho al voto, pero por supuesto, cuando las cosas no les gusten serán los primeros en quejarse del mal gobierno.
    Además hoy en día los medios económicos dominan los medios de información, y la gente se guía por lo que día a día le están inculcando, que no es más que un bipartidismo del cual va a ser muy difícil salir.

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que simplemente el resultado de estas elecciones hace mas evidente el retraso de la mentalidad española en politica con respecto a europa o otros paises. No me meto en materia si el PP se merece o no se merece el favoritismo que ha tenido o si el PSOE se merece o no se merece el golpe recibido, simplemente desde mi punto de vista el pais se divide en dos. Esto conlleva a que los españoles (me incluyo) no valoramos la importancia que tiene nuestro voto y no nos preocupamos en analizar las propuestas de cada partido y los pros y los contras.

    Es parecido al tema deportivo desde pequeñitos nos inculcan ser de un equipo de futbol, "¿que eres del Real Madrid o del Barcelona?" claro tu te decantas con uno y por rivalidad o cabezoneria propia te cegas y no valoras si es el quipo que mas te gusta o el que mas sientes (evidentemente tambien hay gente simpatizantes de equipos con menor poder global), pues en politica igual la mayoria se basa desde su infancia con las ideas que les rodean y deciden ser del PP o del PSOE.

    Sin ser un gran experto en politica era logico esperar una mayoria de votos hacia el PP ya que el marron de la crisis se la ha comido toda el PSOE, al igual que el proximo en gobernar sera el PP y al que le atribuiran el exito de salir de la crisis ya que la mejora se notara durante su gobierno.

    ResponderEliminar
  10. Es cierto que en España existe un gran bipartidismo, y en éstas elecciones todavía se ha visto más claramente. El PSOE, como bien pone en el post, ha hecho una pésima gestión, quizá la crisis era inevitable, pero el cómo se ha llevado la situación pienso que no ha sido la manera más adecuada. Todos coincidimos en que era necesario un cambio, y así ha sido cómo España ha castigado al PSOE, con una marea azul por casi toda España. Realmente, todos éstos votos al PP no se producen porque los españoles confíen en este partido para sacarnos de la crisis, si no porque querían un cambio, no quería al PSOE, y desde la mayoría de puntos de vista la única alternativa era el PSOE. Esto debería hacernos pensar muchas cosas.

    Acabaré diciendo que en mi opinión, por lo único que se esfuerzan los partidos políticos es por ganar unas elecciones y estar en el poder, no realmente en trabajar por y para la sociedad, y por ello, no he ejercido mi derecho a voto en estas elecciones.

    ResponderEliminar
  11. En vista de los resultados de las elecciones, se confirma lo ya temido, un bipartidismo consolidado en España. Los ciudadanos españoles se limitan a votar a un partido según sus ideologias pero cuando ven que las cosas no van del todo bien, deciden votar a la oposición. Esto no soluciona ni solucionará las cosas mientras la gente no se pare a pensar en la posibilidad de dar su voto a uno de los partidos minoritarios. Estos partidos son casi ignorados por la sociedad, ya que piensan que no van a solucionar nada porque no saldran elegidos y seran votoa perdidos. Si en lugar de decir eso todas esas personas probaran de vota a uno de esos partidos quizas se sorprenderian de los resultados obtenidos.
    Esperemos que en un periodo de tiempo no muy lejano no exista solo el color rojo y azul. Hemos de pensar que cuanta más variedad haya mejor irán las cosas en nuestro país.

    ResponderEliminar
  12. Enrique salcedo navarro, creo que era de esperar una victoria del otro partido mayoritario aunque a titulo personal no estoy de acuerdo con el post, en mi caso conozco a muchas personas que simpatizando con el movimiento de 15m han votado a otros partidos politicos para dar un escarmiento(aunque en castellon por ejemplo ha seguido triunfando el caciquismo de fabra y compañia) o otros que simplemente no han ido a votar por no sentirse identificados con ninguna formacion politica. en mi opinion ,creo que a nivel de españa no estamos acostumbrados a que otros tipos de grupos politicos hallan gobernado y la desconfianza en lo desconocido halla echo que votemos en masa a la otra formacion politica que conocemos y que dejo el estado con una falsa imagen de estabilidad economica se podria decir que a pasado como lo que sucede con la democracia industrial, una dictadura de mayorias

    ResponderEliminar
  13. En mi opinión, el bipartidismo que existe en España, no es más que un arma espectacular de entretenimiento, como puede serlo un deporte o un programa de televisión donde haya un bote millonario. Hace poco vivimos un maratón de partidos entre el Real Madrid y el Barcelona. Todo el mundo en España vio lo que ocurrió durante esas dos semanas en la cuales todos hablábamos de fútbol, bien para atacar a uno o bien para defenderlo.

    La polémica arbitral que existió provocó un aumento de la tensión entre los seguidores del Barcelona y los del Madrid, pero también en los seguidores de otros equipos más pequeños que trataron de posicionarse entre uno de estos dos equipos.

    Fueron entre dos y tres semanas las que duró este rally de partidos, semanas en las cuales no se hablaba de otra cosa que no fuese el fútbol.
    Pues bien, esta situación me recuerda muchísimo a lo que vivimos día a día en España con nuestros políticos.
    Éstos, en lugar de reunirse con sus rivales, para llegar a acuerdos, mejorar la situación en el país, instaurar leyes justas para todos o tratar de crear empleo, tal como nos ha enseñado la ética en este curso, prefieren atacarse de diferentes modos con el objetivo de dejar muy tocado al rival.
    Y esto es lo que ha pasado en estas elecciones. Una muy mala gestión que ha dejado vacíos los bolsillos de los españoles sumada a los diferentes ataques que hacen uno y otro para vencer ha provocado que los ciudadanos desconfíen del PSOE.
    Ahora es el turno para el PP, el cual muy posiblemente también salga elegido en las próximas elecciones generales. Es su turno y deberán demostrar que en realidad sí tienen medidas para sacar adelante este país y que podrán hacerlo. Un fracaso del PP provocaría una importante indecisión en los españoles pues la gran mayoría no sabría por cual decantarse. Es entonces cuando los partidos pequeños ganarían más adeptos. Sin embargo este no es el modo de hacer las cosas.

    En primer lugar sería muy recomendable aplicar lo que hemos aprendido en este curso, no sólo dentro de la empresa, sino dentro de nuestra política. Tal como pasa con las empresas, una gestión llevada a cabo desde la ética y las buenas prácticas genera confianza en la gente, por tanto qué mejor que actuar así para que los españoles empiecen a confiar en sus representantes.
    En segundo lugar, hay que disolver el bipartidismo, agregando nuevos partidos a las urnas, para que exista una mayor libertad de elección. Dos, tres o cuatro partidos no son suficiente, deberíamos tener al menos quince, los cuales tuviesen todos similares opciones de ser elegidos.

    Además de ello, las campañas políticas deberían cambiar su objetivo, el cual es ganar adeptos, ya sea mintiendo y ocultando la verdad, atacando al rival o a la gestión que haya llevado a cabo.
    Deberían tratar de compartir con los ciudadanos y con los otros partidos políticos sus ideas y propuestas para mejorar la situación del país.

    Si todos actuasen de esta manera no se generaría la desconfianza que se ha generado y se seguirá generando durante los próximos años, siempre y cuando no se aplique la ética también a la política.
    Los ciudadanos ahora estamos comenzando a abrir los ojos, y en mi opinión yo creo que es cuestión de tiempo (un largo tiempo) que se aplique la ética a la política y que surjan partidos competentes que no sólo piensen en ganar para enriquecerse.

    ResponderEliminar
  14. Quiero añadir también que está también en manos de los ciudadanos. Aquellos que no se mueven de su partido ni quieren escuchar propuestas de otros, es decir, los españoles de mente cerrada que votan siempre al mismo partido. Deberían reflexionar y tratar de hacer una elección razonable, conociendo y teniendo en cuenta las diferentes medidas y propuestas que presenta cada partido en sus campañas.
    Es una labor que debemos realizar entre todos y que no podemos esperar que ocurra de la noche a la mañana, se trata de un proceso largo donde deberemos concienciar a las nuevas generaciones para que no se encuentren dentro de unas décadas con la misma situación.

    ResponderEliminar
  15. Aquí en Castellón, sobretodo cuanto más edad tiene el votante más estático es a la hora de votar, por lo general, en lugar de ser partidos políticos dan la sensación que es para mucha gente como es para mí el equipo de futbol de toda mi vida, que da igual quién esté jugando o mandando que siempre lo animaré. Lo de este bipartidismo personalmente me da la sensación de que nos va a hacer seguir yendo hacia detrás y es que encima por más escándalos que se destapen de algunos de los principales políticos, tienen la tranquilidad que tienen una buena cantidad de votos fija. Si seguimos a este mismo ritmo vamos a pasar de algo malo a algo peor y en unos años con este bipartidismo nos tocará volver a lo malo.
    Da la impresión que esperamos que un día de estos en uno de los dos partidos nos sorprenda y cambien para bien. Pero lo que debemos hacer es evolucionar nosotros y no esperar a que lo hagan ellos , ver bien lo que proponen otros partidos y los que han votado toda su vida al mismo partido que se replanteen un cambio, en el cambio esta la evolución.

    ResponderEliminar
  16. Antes de que llegará el día 22 de Marzo, los medios de comunicación nos ofrecían las expectativas electorales que favorecían totalmente al PP. Era obvio, el Partido Popular ganaba fuerza en autonomías donde antes estaba el PSOE. Estos cambios, se deben a la mala gestión política por parte del llamado "Partido Socialista Obrero" de todo el país y por el descontento de muchas personas por la situación actual. Más tarde, se produció el llamado movimiento 15M donde miles de personas salieron a la calle, la mayoría obrera, y expresaron su indignación sobre el sistema actual y la política corrupta presente en el país. Además, hicieron un llamamiento al resto de personas que compartieran su indignación y desagrado para no votar NI al Psoe, Ni al PP. Este movimiento, con muy buena intención aunque tarde en mi opinión, debería haber empezado hace 1 mes, hizo que todos los partidos "mas locales" ganaran votos, pero no los suficientes para desbancar al PP, ya que, en mi opinión eran del PSOE. La derecha actual, no tiene tanta división de partidos como tiene la izquierda: Bloc, IU, Esquerra Republicana, PCE, etc..Mientras que la derecha es PP o extrema derecha. Esto ha beneficiado al partido y por tanto, se les ha permitido volver a subir al poder, aún estando imputados por caso de Corrupción, que a mi parecer, estás personas no deberían haber estado en las listas. Es triste pensar que, por ejemplo, aquí en el País Valencià vuelvan a gobernar las mismas personas que nos llevan robando años y que además, por mayoría absoluta. La verdad es, que ahora nos va tocar aguantar otros cuatro años mas de sinverguenzas, pero no debemos dejar de indignarnos para que cambie la situación en 4 años. Por último, a favor del movimiento 15M, creo que hay que seguir adelante, intentando cambiar y luchar para que la gente se conciencie de que no estamos en un estado bipartidista, y demostrar en las elecciones generales que se celebrarán en 1 año, que NI PP, NI PSOE.

    ResponderEliminar
  17. Romina Balaguer Orts28 de mayo de 2011, 17:46

    Estoy totalmente de acuerdo con este post. En España o ganan unos o ganan otros, no conocemos otra cosa que no sea el bipartidismo, y al final, pese a que se supone que un partido es más conservador y otro es más liberal, son ambos perros con distintos collares. Está claro que la gente ha castigado al PSOE por la mala gestión de la actual crisis y que han votado al PP porque piensan que los otros partidos no son "alternativas serias", aun que sí lo sean en verdad, pero así es la mentalidad de nuestro país.
    Es realmente triste que en la Comunidad Valenciana donde el presidente está imputado en casos de Corrupción haya salido elegido por mayoría absoluta, pero mi pregunta es si otras personas lo hubieran hecho mejor.
    Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con el movimiento 15M pero pienso que no era el momento de hacerlo, porque si realmente querían conseguir algo, era bien dificil conseguirlo a una semana vista de las elecciones. Lo que debemos hacer ahora es luchar para que el espíritu de cambio no se acabe, que podamos conseguir algo con estos movimientos que estamos realizando en la Puerta del Sol, así como en muchas ciudades de este país, que no sólo cambie el bipartidismo si no que el poder no corrompa a los políticos y que estos luchen para el bien del pueblo y de los ciudadanos y que no piensen únicamente en criticar a las propuestas de los demás partidos y engordar sus bolsillos, si no que piensen en salidas de la crisis, que somos muchos los que la estamos sufriendo, y no precisamente ellos con los sueldazos que se gastany que piensen en el futuro, y en la creación de empleo, que somos estudiantes que no sabemos que vamos a hacer cuando acabemos la carrera porque las expectativas de trabajo son muy pobres.

    ResponderEliminar
  18. Creo que para ver el fin del bipartidismo hemos de esperar algún tiempo. Yo no esperaba que la gente dejara de votar a las dos grandes fuerzas estas elecciones, ya que estas cosas llevan tiempo cambiarlas. Como apuntáis, las personas mayores siguen votando a los partidos por tradición y no se preocupan ni por escuchar lo que ofrecen otros partidos. Esto es normal, y todos lo sabemos, las tradiciones y las costumbres nos pesan mucho como humanos, y las cosas se cambian con tiempo. Por eso creo que es deber de, nosotros, los más jóvenes luchar por una reforma en el modelo político a largo plazo. Y esto es lo que se pretende conseguir con el movimiento 15-M, salir a la calle y decirles a los políticos que la democracia necesita cambios, empezando por la reforma de la ley electoral, una reforma que permita que los partidos más pequeños sean menos castigados y que tengan más voz, ya que en la pluralidad de opiniones esta la riqueza de una democracia.

    Por todo esto no estoy de acuerdo en que todo sigue igual. Se han despertado conciencias y en las conversaciones sobre este tema se nota que la gente esta muy descontenta con todo el sistema, este sistema que favorece a unos y perjudica a otros. No estoy de acuerdo en que todo sigue igual porqué hay partidos muy pequeños que han conseguido escaños en muchísimas poblaciones, hay partidos pequeños que han conseguido más votos de lo que seguramente se esperaban, hay partidos pequeños que han entrado en ayuntamientos por primera vez. Y estos son los pequeños cambios que hay que conseguir ahora, y que han de ser la antesala para cambios más grandes. Aunque, como habéis dicho, sigue habiendo gente que pasa de todo y que actúan como borregos en el rebaño. Eso es cierto, pero lo que no podemos hacer es pensar que aunque uno salga a la calle no cambian las cosas. Lo que es seguro es que si nos quedamos en el sofá no cambian.

    ResponderEliminar
  19. Bajo mi punto de vita, los resultados del pasado domingo dejan ver que España no sólo está sufriendo una crisis económica sino también una crisis de conocimiento.
    Desde que comenzó el movimiento Democracia Real tuve la esperanza de que por fin la gente se había quitado la venda que el bipartidismo reinante nos había colocado tan sutilmente pero tras los resultados, mi esperanza se desvaneció. Ganó la campaña basada en críticas, que no soluciones o propuestas que es lo que necesitamos, y el castigo al actual gobierno hizo el resto.
    Sin embargo, las movilizaciones pidiendo un cambio continúan. Queda un año para las nuevas elecciones y, por tanto, un año para seguir concienciando a la gente y hacerles ver que un cambio es posible, que está en nuestras manos, y despertar así a la España conformista en la que vivimos.

    ResponderEliminar
  20. A estas alturas de la democracia poco bipartidismo queda, nos acercamos peligrosamente al monopartidismo. Y esto es gran parte es responsabilidad de los ciudadanos que se mantienen pasivos ante los cambios que se están intentando realizar desde plataformas como la del 15-M.

    Hablando con conocimiento de causa ya que soy de la Comunidad Valenciana, lo más triste de todo no es ya el hecho (por todo el mundo esperado) de que ganara el PP otra vez más, sino que encima lo hizo con mayoría absoluta. ¿¡Cómo es esto posible si su máximo dirigente, Francisco Camps y muchos de sus subordinados, están siendo investigados por corrupción!?, ¡CORRUPCIÓN! Un delito tipificado en el código penal. ¿Cómo es posible que los valencian@s hagamos oídos sordos y miremos hacia otro lado cuando se trata de nuestra propia Comunidad? ¿Cómo puede ser que gente implicada directamente en el caso Gürtel siga teniendo la credibilidad necesaria para volver a encargarse del gobierno valenciano? Por más que lo pienso sólo se me ocurre que la culpa es del desconocimiento. Los partidos alternativos en esta Comunidad pocas veces pueden acceder a los medios que necesitan para hablar a los votantes directamente, esto hace que sus propuestas (buenas o malas) queden en la ignorancia y como bien cita el refranero español: más vale malo conocido que bueno por conocer. Pues yo nunca he estado de acuerdo, prefiero alternativas para así al menos tener una razón para confiar en el sistema político, ya que con el actual me siento profundamente decepcionada. Y si una alternativa no funciona, probar con otra hasta dar con la adecuada. Porque no puede ser que sigamos pasando por alto todas malas acciones que están teniendo nuestros políticos, es responsabilidad de todos y cada uno de los habitantes encargarse de la mejoría del lugar donde viven, sólo espero que la gente llegue a comprenderlo algún día.

    ResponderEliminar
  21. Pienso que es el comienzo de una nueva era...Sí,existe bipartidísmo, pero considero que la sociedad está empezando a tener otras visiones,otra alternativa más allá de los dos partidos políticos principales de nuestro país.

    Las nuevas generaciones vienen con nuevos pensamientos,con nuevas ideas y con nuevas ilusiones.Reclaman un mayor grado de democracia,piden un cambio en el sistema electoral para evitar ese bipartidísmo. El movimiento 15-M es claramente reflejo de ello..

    Pienso que en España las cosas irán cambiando, muy poco a poco, pero cambiará. Algún día dejará de ser un país bipartidísta.Gran parte de la población española es gente mayor,personas que votan a lo que han votado toda su vida,personas que ni siquiera saben cuáles son los propósitos de ese partido o cuáles son sus intenciones...pero siguen votando a dichos partidos.

    En los pueblos no se vota a un proyecto,se vota a la persona.Ignoran por completo la ideología de los políticos,pero les siguen votando.En las grandes ciudades pasa algo parecido.Existe una gran ignorancia hacia los proyectos de cada uno,pero nos dejamos llevar por las opiniones de nuestros familiares incluso de amigos.Para mi esta es la "cara mala" de la democracia,el derecho a voto de toda la población,población que la gran mayoría "vota por votar".
    No ven más allá del PP o PSOE,pero como he dicho anteriormente,este pensamiento bipartidísta está cambiando gracias a las nuevas generaciones.

    Debido a la gran crisis económica por la que atravesamos,la población decide dar el voto a la oposición sin ver más allá a otros partidos políticos,simplemente quieren ver un cambio en sus vidas.El comportamiento del gobierno ante la crisis económica actual es uno de los motivos por el cuál la gente está votando a unos u a otros.

    Los partidos políticos no tan conocidos están cogiendo nombre,se están dejando ver gracias al voto minoritário de la población,y eso es algo muy importante y maravilloso en un estado democrático.Se va muy lentamente por el buen camino.

    ResponderEliminar
  22. España es un país bipartidista, por lo que a la vista de la gestión actual llevada a cabo por el gobierno socialista, era de esperar que se produjera un aumento de votos al PP. Esto ha ocurrido porque el PSOE no ha cumplido con las expectativas que los votantes habían depositado en él, así que como castigo se vota al partido contrario.

    Además, es cierto que era un buen momento para cambiar, dadas las protestas y manifestaciones que habían tenido lugar. Aunque esto no fue así, ya que podría deberse a que nos encontramos ante una población envejecida, que le dan miedo los cambios, y que además actúa como personas egoístas, ya que solo miran sus propios intereses como podría ser el aumento de sus pensiones.

    ResponderEliminar
  23. En mi opinión este sentimineto podría describirse como impotencia, la que se siente, o al menos la que siento yo, sobre política.

    Hace unos años, recordaremos lo descontentos que estabamos todos con el PP, con lo ocurrido el 11M, con lo que la victoria electoral a nivel estatal fue para el PSOE. En su mandato, se están dando muchas penurias, crisis, desempleo, que todos conocemos, con lo que, como bien dice Patrici, movemos las papeletas según sople el viento. En lo que estoy totalmente deacuerdo.

    Además la gente cada vez pasa más del tema electoral, y muchas veces es por falta de información, y no me refiero a la propaganda electoral, sino al funcionamiento en general del gobierno,lo que hace que hagan simplemente, lo que hacen los demás, la mayoría, que es votar a un partido u a otro, sin ni siquera pensar en la posibilidad de que hay más opciones.

    En resumen, quizá un cambio en la ideología para ser más activos politicamente sería posible, pero es algo que no se consigue de la noche a la mañana, y sería necesaria una formación/información desde jovenes, para saber que podemos elegir, dando importancia al tema, porque al fin y al cabo los políticos son nuestros representantes.

    ResponderEliminar
  24. Esa fue exactamente mi reacción tras el resultado de las elecciones. Estaba bastante ilusionada ya que era la primera vez que podía ejercer mi derecho a voto y lo estaba haciendo a conciencia y con responsabilidad.
    Apoyo totalmente el movimiento 15M y esperaba una mayor respuesta a este, pues creo que en menor o mayor medida gran parte la población, como también se ha demostrado en las urnas, creemos que es necesario un cambio, pero para mi este no era el cambio que se exigía, pues hemos caído en otra vez en el bipartidismo (aunque a mi parecer ahora parece más un unipartidismo) donde las listas están llenas de imputados por corrupción, no existe transparencia, consenso y participación. Además de decepcionarme, me sorprende que la población piense que teñir el pais de azul es la única alternativa para acabar con la crisis porque antes de las elecciones ya poseían la mitad de presidencias autonómicas y alcaldías y no se han llevado a cabo medidas ejemplares para salir de la recesión ni incrementar el empleo en esas regiones. Sin ir muy lejos en toda la Comunidad Valenciana gobiernan las derechas durante años y es una de las autonomías donda hay más deuda, desempleo, crisis del ladrillo y, en general, donde más estragos ha hecho la recesión.
    Solo espero que las movilizaciones de estas últimas semanas hagan mella y no queden en el olvido.

    ResponderEliminar
  25. Me gustaría dar mi opinión acerca de lo que para mi es una excusa convertida en realidad en la provincia de Castellón.
    La edad de los votantes, que comentarios más arriba se culpa como la causante de la victoria de los de siempre, me parece una teoría banal. No entiendo como la gente puede creer y afirmar tan convencida que las personas mayores son las culpables de que en nuestra comunidad y provincia sigan saliendo “els de tota la vida”. ¿Es que nadie cumple dieciocho años o resulta que los ancianos de la C.V se convierten en inmortales para poder seguir votando toda la vida y se refugian en el desert de les palmes para no ser descubiertos?

    Si de algo me he dado cuenta en los tres años que llevo en la universidad, es de que el modelo que sigue el sistema democrático español viene directamente desde abajo. Criticar mediante tu opinión a las diferentes asociaciones o consejos de estudiantes, no sirve si no es generando una opinión pública. Pues una opinión personal lo único que consigue es que te contesten con muy buenos modales (al igual que hacen los partidos políticos) y que al leerlo te des cuenta de que se están riendo de ti, que les das igual. Pero volviendo al tema de los votos de la gente “mayor”, no solo podemos encontrar a universitarios con fotos en las redes sociales posando junto a líderes del partido de las gaviotas, o el supuesto obrero, no hay mucha diferencia la verdad, con una sonrisa de oreja a oreja como si en nuestra comunidad viviéramos en el paraíso, sino que lo encontramos también en muchos otros jóvenes que se dedican a otras cosas. Que yo sepa ellos no son personas mayores, y cuando me refiero a mayores me refiero a jubilados.

    Aquí, y no hablo del resto de España porque lo haría desde la ignorancia, ganan los de siempre porque les votan, ya sean jóvenes, adultos o ancianos. ¿El porqué de estos votos? Pues ya no tengo ni idea y después de las últimas elecciones comienza a ser preocupante.
    Da la sensación de que el problema reside en nuestra sociedad y la falsa credibilidad de un país que, como ya decía otro que tal, “va bien”, y no es así. No es así y por eso ocurren movimientos como el 15-M. No es así cuando mediante la violencia se desalojan a manifestantes pacíficos y sigue sin ir bien con casos de corrupción y violencia ya no solo por parte de políticos, si no por todos aquellos organismos que se amparan en las excelentes leyes españolas.

    Como tú Patrici, yo soy un indignado más de estas elecciones, pero más me decepciona ver que toda la gente que se está manifestando y está en contra del bipartidismo y éste modelo democrático no ha podido hacer nada por cambiar el sistema, de momento. Pues después de leer los comentarios de este post y a toda la spanishrevolution me pasa, como dicen más arriba, como en el futbol. Pero en mi caso como a Mourinho, no paro de preguntarme ¿Por qué?

    ResponderEliminar
  26. Por mi parte estoy de acuerdo con el movimiento del 15M cuyo fin es la intención de promover una democracia más participativa alejada del práctico bipartidismo que existe actualmente en España y luchar por una democracia real, la cual existe cuando los ciudadanos son consultados, tenidos en cuenta, respetados y no manipulados bajo ingeniería social creada por los partidos políticos. Pero ¿cómo conseguir una democracia real? ¿porqué siempre tiene que estar presente la corrupción entre nuestros líderes? Actualmente en España están abiertos 720 casos de corrupción, a la cabeza como no está el PSOE con 264 causas pendientes, seguido por el PP con 200. ¿Pero cómo podemos permitir que nos gobiernen estos partidos? y peor aún, tras ver como lo hacen, volverlos a votar... uno cuando va a votar piensa "¿a ver a quien voto para que me robe menos?" ¡ya se da por hecho que nos van a robar! Debería existir un órgano formado por ciudadanos que hayan demostrado ser toda su vida personas honradas y que controlasen el cumplimiento de todas esas promesas que nos hacen los políticos antes de ser votados y que luego únicamente son falsas esperanzas para todos.
    De momento solo hemos dado un pequeño paso, ahora hay que seguir lanzando el mensaje, pero siempre de manera pacífica (no como lo han hecho muchas personas quemando coches de policía y obstaculizando las calles)

    ResponderEliminar
  27. Cecilia Maldonado30 de mayo de 2011, 12:53

    Actualmente, me siento encarcelada dentro del panorama político españoly supongo que no seré la única. Por supuesto, cada una de las reflexiones que aparecen en el texto me parecen de lo más acertadas.
    Dentro de esa cárcel, actualmente ocupada por tantas personas que pronto no cabrán en ella, únicamente existen dos puertas de salida hacia la libertad. Ambas puertas se encuentran rodeadas por personas con palabras amables y una sonrisa de oreja a oreja. Las puertas de camino a la libertad no son tales, como en todas las cárceles toda fuga tiene sus consecuencias si eres visto y por esas puertas lo eres. Esas dos puertas nunca llevarán a la libertad puesto que en cuanto traspasas una de ellas vuelves a estar encerrado en esa cárcel (el sistema democrático español).
    Pero, sin embargo existen otras alternativas, pasadizos secretos y caminos pedregosos que, con mucho esfuerzo, te llevarán a esa libertad tan deseada. Este es un simple ejemplo de que hay mil y una formas de explicar que la situación política del país va de mal en per mientras no dejemos de apoyar a los mismos de siempre.
    Actualmente la politica no es una cuestión de ideología, la única premisa es llegar al poder. Por eso cuando nos presentan términos como "el voto útil" es otra realidad maquillada por los partidos para poder ganar. Qué importa ya si son de derechas, de izquierdas o de centro, estas divisiones han perdido valor y han sido sustituídas por PP y PSOE. Lamentable pero cierto. Lamentable que existan grupos políticos dispuestos a luchar por cambiar las cosas por llenar de aire fresco el país y que nunca llegarán al poder, y en muchas ocasiones ni siquiera conoceremos sus nombres. Que unos pocos se ilusionen cada nueva legislatura por el cambio me hace ilusionarme, pero tardo poco en volver la realidad, en cuanto se publican los resultados.

    ResponderEliminar
  28. A mi también me decepcionó muchísimo cómo pudo salir el PP en la mayor parte de España, pero más concretamente que ganara otra vez en la Comunidad Valenciana.
    ¿Cómo puede votar la gente a alguien que está relacionado con casos de corrupción?
    Creo que uno de los problemas, entre otros, por los que salió en PP en prácticamente todo el país, fue porque la gente estaba más pendiente de cómo Zapatero, desde el PSOE la ha pifiado, en lugar de que cada uno mire por su Comunidad. Sólo espero de que la gente se de cuenta de que al fin y al cabo PP y PSOE es prácticamente lo mismo y que hay más partidos además de esos.
    El problema es que lo que es la izquierda está muy dividida y la derecha más concentrada. Si los de derechas se "unen" y votan al PP siempre saldrá más que si los de izquierdas votamos a distintos partidos. Aunque también es verdad que entre que España es un país con una población envejecida y que muchos jóvenes no votan por falta de interés, siempre ganarán los mismos.

    ResponderEliminar
  29. No todo sigue igual
    Estoy de acuerdo con el sentimiento de decepción que tuve al conocer los resultados. No obstante, no estoy de acuerdo con la posible solución. Desde que tuve mi derecho a voto, tanto en las elecciones generales, como en las municipales, nunca mi voto ha servido para algo. Por ello desde hace dos años decidí mantenerme al margen.
    No obstante, con la manifestación del 15 de mayo y la plataforma consolidada “Democracia Real Ya!”, vuelvo a creer en el fin del bipartidismo, pero no a través de las urnas.
    Por ello, creo que hay que cambiar la ley electoral, y tengo dos razones.
    La primera para que la fórmula electoral, actualmente el sistema D'Hondt, se cambie. Es un método que favorece la creación de mayorías y hace desaparecer a los partidos minoritarios.
    La segunda razón tiene que ver con los medios, algo que me atañe bastante, pues probablemente, en un futuro, trabaje en alguno. La distribución del tiempo gratuito de propaganda electoral debería ser por igual, no dependiendo de los resultados de las elecciones anteriores, porque esto también favorece la creación de mayorías. De sobra sabemos que lo que no sale en los medios no existe. Y así es.

    Como dijo Punset, "gracias a internet y a las redes sociales", las conocidas TIC, tienen la "suerte" de que "lo que antes tomaba mil años ahora toma mil días".

    En los resultados de las elecciones hubo más de un 30% de abstención. Habrá gente que le de igual la política, pero visto esta cifra me da que pensar que no sólo son gente que pasa de la política, sino ciudadanos que no se sienten representados.

    ResponderEliminar
  30. Lo que está claro es que un país bipartidista no es bueno, eso no es la democracia. Poder elegir, ya que en ninguno de los dos que ahora mandan se ve un ápice de buena voluntad por la sociedad. Hablamos de ética para las empresas, responsabilidad social y qué pasa con los políticos, ¿no tienen ética? Corrupción en muchas comunidades, pero no es que quiera atacar al PP, ya que el PSOE también hay tiene cierta incoherencia en su dialogo, primero un NO a la guerra y después ha subido la venta de armas a países extranjeros, ¿ética política? ¿no dan esta asignatura?.
    Deberían ser nuestra imagen a seguir pero Dios nos libre. Como dice Toni, sí es posible un cambio para las generales y sí llego tarde para la autonómicas. Esperemos que todo esto no se quede en algo puntual. Está en nuestras manos, no solo de los jóvenes, existe mucha gente mayor que está cansada de esta situación y a la que si hace mal su trabajo se le despide y no ve un “sueldo vitalicio”.
    En todo este caos entran los medios de comunicación, que deberían velar por la información veraz y objetiva, en su medida, no entrar en esa manipulación entre todos para que los políticos ganen votos. Si nos fijamos, desde un punto teórico, tanto en la política como en los medios, los tenemos cogidos por los … Somos nosotros los que votamos y somos nosotros los que consumimos los medios, la audiencia, pues movamonos, hagamos real el cambio.

    ResponderEliminar
  31. Hola a todos.
    Coincido en parte con lo que decís, los resultados de estas elecciones dada mi ideología han sido decepcionantes, pero era lo que me esperaba. . Las elecciones locales tiñen España de azul y para las generales vivirá el vino durante al menos 4 años. El movimiento revolucionario del 15M se llegará a notar a largo plazo, pero a corto plazo todo iba a seguir según lo esperado. Es más, uno de los días que estuve en “la plaza del quince de mayo” en uno de los carteles las alternativas que daban eran: boto en blanco, abstención o boto nulo. En mi opinión, eso abría el camino a los populares hacia la victoria y es que la mayoría de votos de la derecha tienen nombre y apellidos firmados y requetefirmados, es decir, pase lo que pase el PP cuenta con una fidelidad mucho mayor que la que pueda tener cualquier otro partido. No sé porque pero es así. Cada vez salen publicadas más pruebas de la trama Gürtel que destapan a distintos miembros de los populares y mirad cuanta reducción se ha visto de sus votantes... es más en los distintos eventos electorales siguen contando con llenos como el de valencia que obligaron a cerrar las puertas antes de tiempo. Aunque bueno el tema de Valencia es caso aparte, la mujer de rojo reinará hasta el fin de los tiempos. Ya no por gente que se sienta ligada a su partido, es que ciudadanos de esta localidad cuya ideología puede diferir con distintos puntos de la política que siguen, están muy contentos porque "Valencia está muy bonita". Aunque bueno eso también influye en gente que no tiene una ideología política muy definida porque los que si la tenemos, lo tenemos claro. El bipartidismo se ha visto reducido por el lado del psoe y prácticamente se podría hablar de unipartidismo reinante. Pero bueno. no hay porque ponerse en lo peor, siempre hay alguna cosa buena. En Valencia por ejemplo consiguieron escaños Coalició i compromís, i Esquerra Unida; aunque fueran los que en las pasadas pertenecían al PSOE al menos han ido entrando en el ayuntamiento. Y a largo plazo quien sabe, puede que todo cambie y recordemos todo esto como "recuerdas cuando España era blaugrana? y cuando fue azul?". Siempre dicen que el tiempo pone las cosas en su sitio, así que solo nos queda esperar pero eso sí, movilizándonos. El cambio no será ya mismo, pero ayudará a deparar un futuro mejor.

    ResponderEliminar
  32. Como todos estamos comentando una vez más el bipartidismo ha ganado estas elecciones. Nuestro país cada vez se parece más a esa España del Siglo XIX donde los dos partidos mayoritarios iban rotando cada legislatura para que así ganaran siempre. El problema es que por aquel entonces eran los caciques quienes falseaban los votos hoy en día somos nosotros los que parecemos que aceptamos este sistema bipartidista, es decir, la opinión pública parece haber sido destrozada en un tema tan serio como las elecciones.
    Era de esperar un victoria del PP pero ¿hasta que punto esta victoria no ha sido excesiva? Pocos son los partidos minoritarios que hayan aumentado en importancia. Por ejemplo en mi pueblo, Onda, el partido del Bloc ha perdido su concejal pero quienes no lo han perdido ha sido el partido de España 2000. Esto cada vez mejora más, no solo tenemos un sistema bipartidista sino que parece ser que las minorías que toman fuerza son las más extremistas. Creo que lo único que podemos esperar es que las protestas por una democracia real tengan su fruto y consigamos un buen gobierno pero siempre gracias a una Opinión pública educada en valores democráticos.

    ResponderEliminar
  33. Como bien apuntas, Patrici, el pluralismo democrático se ve muy pequeño al final de un camino sólo transitado por el PP y el PSOE, si es que se llega a ver... Al margen de si es o no positivo el cambio de partido en nuestro país, lo cierto es que siempre es lo mismo y, realmente, ambos aportan idénticas ideas pero ligeramente teñidas de azul o rojo, según sea el caso. Desde hace ya tiempo se puede comprobar que esto es absolutamente cierto, ya que estos dos partidos mayoritarios (este bipartidismo) son, en muchos aspectos, muy comunes, y son los partidos minoritarios los que realmente ofrecen una alternativa real, diferente y rompedora.

    Lo que parece claro es que (sin ofender) la gente es un rebaño que sigue al pastor que se le ponga por delante. En los últimos años el PSOE se ha encontrado (no ha creado, que parece muchos tienen dudas) una tremenda situación de crisis que ha afectado a todo el mundo (a todo, no sólo a España). También es cierto que los socialistas han llevado a cabo una gestión de la situación de crisis bastante lamentable, horrible en muchos puntos y francamente aceptable en otros, hay que decirlo todo. Ahora, este gobierno tan desgastado ha propiciado el cambio de mandatarios en las Comunidades Autónomas y también en los municipios porque, según parece, sólo hay dos posibles elecciones. Ahí el error. Ahora, en relativamente poco tiempo (meses o incluso años) el ciclo económico volverá a cambiar por inercia y saldremos del foso en el que estamos metidos con la crisis. Para entonces, el casi seguro el PP estará en el gobierno de España, y la gente les aclamará, igual que si la situación hubiese sido la inversa (PP en tiempos de crisis y PSOE en el resurgir de la economía). A la sociedad, a los votantes, les dará igual, ya que sólo hay dos posibles elecciones. Todos los que se hayan quedado por el camino, al final, todos esos pequeños partidos y valiosísimas alternativas seguirán estando de adorno, a pesar de tener ideas más frescas y ser mejores que los dos gigantes que se van pasando la pelota del gobierno de nuestro país. Esperemos que esto pueda cambiar aunque, según pintan las cosas, se antoja difícil, muy difícil.

    ResponderEliminar
  34. Visto lo visto me da la impresión de que la sociedad no sabe lo que quiere. Hemos vivido tan cómodos que ahora nos creemos que solo tenemos dos caminos que escoger.
    Recuerdo que hace 7 años se dio un vuelco total en las urnas tras los acontecimientos del 11-M y estamos todos seguros que el año que viene el vuelco será para volver a llevarnos a aquel Gobierno del que quisimos huir entonces. Porque el PP nos sacará de la crisis dicen (yo recuerdo una huelga general de trabajadores en 2002, con Aznar a los mandos…). Pero realmente es porque es lo más cómodo. Y dentro de 8 años estaremos igual y volveremos a votar a PSOE que tan mal ha gestionado todo esto. Y todo porque vivimos en el bucle de la comodidad (no encuentro otra palabra).
    Sinceramente, pienso que la gente seguimos viviendo a nuestra bola y no será hasta el día en que empiece a haber hambre general, de verdad, hasta que todos nos demos cuenta de lo que estamos haciendo y nos movilicemos enserio. Ojala no se tuviera que llegar a ello.

    ResponderEliminar
  35. Me gustaría decir que yo personalmente no me sorprendí demasiado con el resultado, era algo que se veía venir, y más en nuestra comunidad. Con esto no quiero decir ni mucho menos que este contenta, o siquiera conforme con ello, pero era algo que por mucha esperanza que tuviéramos sabíamos que ocurriría. Aún así no considero que estas elecciones hayan sido un fracaso para el movimiento 15 M, tenemos que tener en cuenta que las cosas no se cambian de un día para otro, se necesita mucho tiempo para llegar a las conciencias de las personas. Y este es el principal problema que veo yo en cuanto a la elección de la población, la gran mayoría no sabe realmente que es lo que se está pidiendo, por qué se están manifestando, incluso no entienden que realmente sea un movimiento apartidista, y desgraciadamente se sigue etiquetando a las personas que están acampadas en las plazas de “anti sistema” cuando no es cierto. En mi opinión es este desconocimiento de la realidad lo que hace que la gran mayoría no se pueda sentir parte de este movimiento y no se esfuerce en ver que se están pidiendo mejoras para todos, sin ninguna preferencia política. Cuando consigamos hacer llegar este sentimiento de malestar y las verdaderas razones de este levantamiento social a toda la población es cuando realmente conseguiremos el cambio esperado, ciertamente es fundamental que se produzcan modificaciones en la ley electoral, pero por algo hay que empezar. Por el momento somos unos pocos los que ya hemos intentado que se incline la balanza hacia ese lado desconocido, pero espero que con el tiempo y con más información sean más personas las que crean que el cambio es posible. Quizás este movimiento llegó demasiado tarde para las municipales, es cierto, pero ¿por qué no puede ser Marzo el punto de inflexión en nuestra historia?

    ResponderEliminar
  36. En relación al tema de la política yo lanzo una pregunta ¿Son creíbles los políticos españoles? Mi respuesta es no, cada cuatro años nos bombardean la cabeza con propuestas, cambios, soluciones, etc.. ¿y que pasa? Nada, no pasa nada gane el que gane no cumple todas esas promesas que lanzan al aire. Este año en el día de las elecciones municipales lo que la sociedad española ha hecho en las urnas es castigar al partido que nos gobierna pero en ningún momento se han parado a pensar en que nos va a aportar el cambio de partido que con ello han logrado en algunos casos y en otros mantener al que estaba. No quiero hablar de la sociedad en general, hablaré de mi mismo, y he de decir que estoy descontento con la política española porque no es un tipo de política que busque el bienestar de la sociedad sino que busca el poder de unos pocos. En mi opinión se debería mirar con lupa a la sociedad política española y darles un severo castigo a todos aquellos que no cumplan con los deberes que nos prometen. A partir de ahí empezaré a creer en ellos y posiblemente a confiar mi voto en algún partido. De momento no se lo merecen.

    ResponderEliminar
  37. El esperado resultado del 22M empecé a entenderlo justamente el 22M. Me tocó estar en mesa electoral (16 horas) y la experiencia fue agotadora, irritante y decepcionante. Por un lado conviví ese largo día con los otros componentes de la mesa, que durante las primeras horas se mostraban encantadores, solidarios con los parados (“podían seleccionar a la gente de la mesa del censo de parados; a ellos les iría bien el dinero-62 euros-y a nosotros no nos fastidiaría tanto”), en contra de algunos proyectos locales que habían derrochado el dinero de los contribuyentes (el tirachinas, el tram), e incluso hacían gala de comentarios con chispa y cierta crítica social. Pero allí nadie decía a quién iba a votar.
    Después de 6 o 7 horas juntos, la cosa se iba poniendo azul. La presidenta resultó ser propietaria de una empresa familiar de Castellón, junto con su marido, y me mencionó sin venir a cuento una de sus posesiones: un “pequeñito pero muy cuco” chalet por la zona del desierto de las Palmas. En una de nuestras conversaciones, se me ocurre decirle que “tal y como está la cosa, habrá que pensar en un partido que defienda y se ponga en la piel del trabajador, y del no trabajador”, a lo que ella me contesta que “está de acuerdo, pero primero habrá que defender a los empresarios, que son los que dan trabajo, y con las cuantías de subvenciones que da Zapatero, no tienen ni para empezar”. Respecto al PP, en Castellón estaban haciendo cosas muy feas, pero lo de Camps es comprensible: si gracias a esos empresarios se le ha podido dar tanto trabajo a tantos valencianos, es normal que se hagan regalos entre políticos y estos empresarios. A su marido también le hacían regalos cuando hacía favores a otras personas”. Horas más tarde, de regreso a casa, pude comprobar que además su hija de 19 años es universitaria, ha viajado por 3 continentes y tiene un Smart propio para sus desplazamientos. Eso sí, la mujer estaba a favor “del movimiento ese de la Maria Agustina”.

    Segundo miembro de la mesa: un señor mayor con una tremenda agilidad mental, funcionario de la Seguridad Social. Era el que mejor impresión me causó desde el principio. Pero sobre las 17h, comenzó a despotricar contra los inmigrantes, con los comentarios habituales que hacen esas personas no informadas o mal informadas por el TDT Party (como les llaman en El Intermedio): “hay demasiados”, “se llevan todas las ayudas”, “ponen candados a los paelleros de El Pinar para sólo aprovecharse ellos”, etc.

    Para rematar, ese día, no sé si lo sabéis, hay interventores de algunos partidos en los colegios, que son militantes voluntarios que pasan allí el día viendo cómo van las votaciones, vigilando el panorama para ir informando a sus partidos. Tenía a mi derecha (dónde si no) a dos señores de casi 70, votantes del PP. Entablé conversación solo con uno de ellos. Todo fue bien, él con sus ideas y yo con las mías, podíamos dialogar. Pero pronto empezó a hablarme de la necesidad de una vida ordenada y recta, de tener unos principios cristianos como única vía para ser feliz, de enfermedades que nos salían porque castigábamos nuestros cuerpos, de la fe como único camino a la salvación… Mala intención no tenía, porque intentaba llevarme por el buen camino (yo pensaba que ya iba por él). Aquello se desató y el torrente de ideas le salía por la boca como una cascada dos horas contenida: me habló del movimiento de los indignados, que estaba a favor, porque Zapatero tenía la culpa de todo, y que los gobiernos locales y autonómicos despilfarraban tanto dinero porque el gobierno central le aprobaba los presupuestos, y claro ellos iban haciendo lo que podían. Era normal”. Cuando me nombró a Intereconomía como el único canal moderado y que no estaba corrompido por el gobierno, dije que me salía a fumar (y no fumo). (sigue…)

    ResponderEliminar
  38. (continua) Pero lo que más me dolió fueron dos cosas: de 433 censados en mi mesa, votaron 300, y la gente joven que vino a votar se podía contar, literalmente, con los dedos de las manos. Mi barrio no es muy “joven”, pero seguro que más de 10 jóvenes hay.
    Por otro lado, en relación a lo que comenta Patrici, en el recuento abrimos una papeleta donde habían escrito en letras grandes “INDIGNADO”. Ese votante estaba en su derecho, solo faltaría eso, pero creo que no pilla el mensaje del movimiento.
    Para terminar, y contradiciendo a mi compañero Almela, las personas mayores sí votan en masa al PP, al menos en Castellón. Las primeras dos horas de la mañana eran hordas de jubilados, lo que se convirtieron en el último montón de papeletas del recuento: ahí es donde la pequeña ventaja que le llevaba el PP al PSOE, se convirtió en una mayoría abrumadora.

    Todo lo que os he contado es real. Fue un día triste. ¿A quién votarían mis compañeros? Todos traían el voto de casa, y nadie soltaba prenda. Yo no tuve problema desde el principio de reconocer mi ideología, porque me sentía, aunque en minoría, orgullosa y coherente. Tal vez el voto de estas personas también estaba basado en la coherencia de sus principios y valores, desde la más absoluta convicción de estar en lo cierto. Hay tantos motivos para votar a un solo partido…

    ResponderEliminar
  39. No hay peor cáncer para una sociedad que el bipartidismo. Eso significa que toda la gente piensa de dos maneras (no tan diferentes). Aparte este bipartidismo legitima su juego, hoy gobiernas tu y mañana yo.
    El 22 de mayo fue un día de decepción por gran parte de la población española que había puesto una luz de esperanza en un posible cambio y todo quedo en un sueño.
    En Valencia con innumerables casos de corrupción arraso el PP igual que en Baleares, donde muchos de sus antiguos políticos están siendo juzgados por casos de corrupción
    El voto de castigo solo afecto al PSOE y favoreciendo al PP gracias a un sistema electoral muy puesto en duda.
    Una buena noticia es que alternativas al bipartidismo crecieron notablemente, aunque si posibilidad real de desempeñar un papel importante en la vida política.
    Casos curiosos en Cataluña o el País Vaso, donde la izquierda independentista creció notablemente (no me refiero a CIU, sino a CUP).

    ResponderEliminar
  40. Lo de España es muy preocupante, principalmente cuando ninguno de los dos partidos mayoritarios da muestras de fortaleza y la mayoría de españoles votan a un partido por no votar al otro, ignorando otras posibilidades democráticas. En conclusión, parece que la mayor parte de los países del primer mundo son bastante democráticamente más plurales, dejando a España como un país gobernado por una dictadura bipartidista.

    Ruth

    ResponderEliminar
  41. Mar Navarro Llombart31 de mayo de 2011, 19:40

    No tot segueix igual, està molt pitjor! El poble ha decidit, i el Partit Popular sap que tenen el recolzament de ixes persones; han guanya i assumeixen que el poble els dóna el poder de fer el que vulguen, i així està sent, al final de cada decisió que prenen que es reflecteix als mitjans de comunicació, comenten que l’electoral valencià està d’acord amb les decisions que estan prenent en el seu nom. Ahir hem va decebre moltíssim quan hem vaig llegir que el conseller d’educació Font de Mora ha decidit eliminar la línea en valencià de les escoles públiques i implantar una línea única. L’educació no és ningun joc, i si en la majoria de les escoles en línea en valencià (sobre tot a les ciutats més grans) ja era majoritari l’ensenyament en castellà, ara va ser molt pitjor. Gràcies a aquests polítics que emanen autoodi a la cultura y la llengua de la terra a la que representen anem a acabar perdent-la. I açò és molt trist.

    ResponderEliminar
  42. Mar Navarro Llombart31 de mayo de 2011, 19:45

    més info i firmes
    http://forafontdemora.org/

    ResponderEliminar
  43. Solo he podido leer el comentario que ha escrito Pilar, y lo que realmente me preocupa es que hay comportamientos de los que ha hablado que no me han sorprendido.
    Yo, como inmigrante, y por supuesto como ser humano con unos firmes valores éticos, me siento en muchas ocasiones indignada o incluso dolida con algunos comentarios que se lanzan contra los inmigrantes en cualquier espacio público. En bancos, tiendas cafeterías, hospitales, siempre hay personas, que se quejan del trato de favor que supuestamente reciben los inmigrantes. Comentarios soeces, hirientes, miradas de desprecio, procedentes de personas que no se dan cuenta de que a esa persona a la que están dirigiendo ese comentario lo único que desearía en ese momento es estar en su país de origen y no fuera de él, aguantando ese tipo de cosas.
    Lo más grave de todo esto es que este tipo de personas solo ven el problema en el inmigrante, en el débil. No se dan cuenta de que el problema es más global aún. La inmigración es un fenómeno cada vez más acusado por las diferencias cada vez más amplias que se dan entre países ricos y pobres. Estos países "subdesarrollados" y entrecomillo el término ya que tiene una connotación negativa que no es de mi agrado, han tenido la desgracia de estar siempre bajo el control de los del primer mundo, que aprovechaban los recursos de estos a cambio de nada sumiendo a la población autóctona en la pobreza.
    Nuestra sociedad, necesita un cambio. No me refiero a un cambio de partido político, aunque tampoco le vendría mal. Me refiero a un cambio en la mentalidad de las personas que permita que evolucionemos personalmente, y por tanto que ese cambio se traslade a la sociedad.
    Los problemas no se van a solucionar milagrosamente cuando Zapatero deje el poder y Rajoy sea presidente (que es lo por desgracia va a ocurrir)

    Poco a poco este cambio se está produciendo, y uno de los mecanismos están siendo los medios de comunicación, concretamente Internet, tal y como predecía el texto que leímos sobre democracia monitorizada. Han sido un mecanismo de vital importancia para la consecución de movimientos como la primavera árabe, las manifestaciones del 15M. Ese cambio se está dando, y los artífices están siendo los jóvenes. Cuando se les nombra se habla de desencanto, de desmotivación, se dice de ellos que no van a conseguir nada igual a lo que han conseguido sus padres, pese a que estén media vida preparándose. Pues bien, la juventud ha despertado de su letargo y ha alzado la voz. Esto no ha hecho más que empezar, aunque va a ser largo. Puede ser que pasen años antes que veamos un cambio de color político en Castellón, pero no van a estar ahí siempre.

    ResponderEliminar
  44. Nos encontramos en un país con un sistema bipartidista, en el que nosotros mismos, los ciudadanos somos los principales y únicos responsables. Se ha castigado al PSOE y visto los resultados de las elecciones se le ha dado un voto de confianza al PP, para ver si salimos de la crisis, pero de momento tampoco ha dado soluciones, solo se ha dedicado a criticar a su oponente y así sucede continuamente….está claro que debemos seguir con el movimiento 15M para conseguir una democracia real en la que desaparezca el bipartidismo y la corrupción política ya!!.

    ResponderEliminar
  45. Como dicen muchos compañeros en los comentarios, esto se veía venir. El problema una parte de la ciudadanía que quiere cambiar esta situación es, que si vota a partidos pequeños, sabe que con este sistema electoral, no se va a ver representado en su municipio ni autonomía. Por tanto al final opta por no votar o, hacerlo en blanco Luego está la otra parte que como dice el compañero al1076914, vota como él, siempre a su equipo de fútbol aunque jueguen mal. Hay votantes que siempre votan a un partido, pase lo que pase. Véase lo que ha pasado con Camps en Valencia. Si que es esperanzador lo que esta ocurriendo con el movimiento 15M. Es posible que si se canaliza adecuadamente, pidiendo cosas concretas y posibles, haya una luz al final del túnel y otra democracia sea posible en este país.

    ResponderEliminar
  46. Debo reconocer que a mi también me decepcionaron, y mucho, los resultados de las pasadas elecciones. Había cierta esperanza de que con los últimos acontecimientos, las cosas empezarían a cambiar. Nada más lejos de la realidad. En este país solo existen dos opciones que van intercambiando el poder cuando existe una crisis (crisis económica actual, atentados del 11M, etc.). Se esperaba una victoria del PP, aunque quizá no tan amplia, pero también se esperaba (por lo menos, yo lo esperaba) una subida de algún partido minoritario. En definitiva, creía que empezaría a producirse la fractura de este bipartidismo enfermizo que nos gobierna.

    Pensaba que el movimiento del 15M tendría mayor repercusión en las urnas, pero quizá es muy pronto para ver sus consecuencias. De todos modos, si no hacemos nada por cambiar el panorama actual, luego no podemos quejarnos de lo que tenemos. El cambio debe empezar por cada uno de nosotros y se debe ver reflejado en las urnas. Espero que en las próximas elecciones generales se empiece a vislumbrar este cambio tan necesario.

    De todos modos, saco algo positivo de todo esto. El movimiento del 15M nos ha mostrado que si luchamos todos juntos, podemos conseguir un cambio. Aunque, eso sí, el cambio no será inmediato, por lo que hay que seguir luchando. Parece que, por fin, nos hemos despertado del letargo y que estamos dispuestos a luchar. No decaigamos.

    ResponderEliminar
  47. Bueno, lo que has escrito aquí Patrici, no es otra cosa que una fiel definición de la gente de este país. O es blanco o es negro ( es este caso azul o rojo), no existe nada más. Si bien es cierto, como dices, que era de esperar también era de esperar, en mi opinión, que se dieran oportunidades a otros partidos. Por que en mi opinión votar a en unas elecciones al PP y en otras al PSOE es cambiarse de bando según le conviene a uno, trasladado al mundo de el deporte sería pasarse de un equipo al equipo rival según conviene. Lo que se debería hacer es darle oportunidad a los partidos minoritarios, que aunque no estés de acuerdo en como un partido ha gestionado todo, vota al que más represente a tus ideales o al que más se acerque. Como también han dicho algunos de mis compañeros el no votar también me parece algo que demuestra el conformismo que hay en este país. Todo el mundo habla, dice que hay que cambiar pero si no se hace nada por ello, poco se va a conseguir.

    Y nada ahora a esperar 4 años más, a ver si la gente quiere cambiar las cosas y hace algo por ello.

    ResponderEliminar
  48. Ante el bipartidismo al que está sometida la sociedad española considero que es culpa de los propios ciudadanos. Ellos lo deciden así. Aparentemente, para la gran mayoría solo existen PP y PSOE. Obviamente es un problema de los ciudadanos puesto que es responsabilidad del votante saber quién se presenta y leerse las propuestas electorales de cada partido político.

    Es cierto que los partidos minoritarios se ven muy perjudicados con la ley electoral y que los medios de comunicación no les ayudan ni un ápice pues prácticamente son inexistentes para casi todos ellos.

    Es incomprensible que partidos regionales como el PNV, por ejemplo, tenga más poder en el congreso (y por consiguiente más relevancia en los medios y en la política nacional) que IU, tercera fuerza en número de votos. IU triplicó en votos al PNV, sin embargo tiene la tercera parte de escaños.

    Los medios someten a los ciudadanos a una desinformación puesto que omiten las opiniones y propuestas de partidos y grupos parlamentarios pequeños. No sé hasta que punto esa desinformación se convierte en manipulación.

    No quiero pensar que nos vemos abocados al bipartidismo, pero lo cierto es que la falta de interés político por la ciudadanía, le injusta ley electoral y la falta de seriedad y rigor de los medios, apuntan a que seguirá así.

    ResponderEliminar
  49. Sumaia, coincido también contigo es que es más que preocupante como esos comentarios son cada vez más frecuentes y gratuitos, y que conforman cierta opinión pública a la que la gente se apunta al carro sin pensar. Es casi una moda, y cuando te enfrentas e intentas explicar cuál es la situación de verdad, no interesa, no dejan hablar. El precedente ya estaba, pero insisto, y lo he dicho muchas veces, el enorme daño que ha hecho la TDT (Intereconomía, Veo7, Castalia TV, etc.)

    ResponderEliminar
  50. El bipartidismo político no quiere decir que todas las personas piensan solamente de dos maneras, quieren decir que solamente conocen esas dos maneras. Y a pesar de que los medios de comunicación tienen culpa de ello, porque desfavorecen los partidos minoritarios, con toda la información que existe en blogs, foros, etc. los propios ciudadanos son los que deben informarse.
    Es cierto que todo sigue igual, pero yo me niego a pensar que sea así para siempre. Todo sigue igual porque la gente conoce dos maneras de hacer las cosas, y apuntarse a otra manera piensan que sería tirar el voto a la basura. Hay un capitulo de los Simposns que ironiza sobre eso, en el cual los principales candidatos son extraterrestres, y antes de votar a los otros candidatos los humanos finalmente son esclavos de los alienígenas.
    Esta mentalidad es la que se debe cambiar y aun que no se pueda hacer en un día, esperemos que sí en un futuro próximo.

    ResponderEliminar
  51. Me siento también decepcionado con los resultados a nivel nacional, por esa marea azul que comentas, Patrici, pero al mismo tiempo miro hacia nuestro territorio, y de alguna manera siento que las cosas, si bien no han dado un cambio drástico, han ido un poco a mejor. Creo que el voto que tradicionalmente recibía el partido mayoritario de izquierdas se ha repartido bastante, favoreciendo a la pluralidad de partidos y de representación en abundantes ayuntamientos y en las Cortes. Está claro que la derecha ha vuelto a ganar y eso era inevitable (es mucha la gente que pasa de la política y que vota por intereses, y cuando a alguien le mueven los intereses económicos, ¡y tanto que se moviliza y va a votar!), pero considero que hemos dado un pasito hacia adelante permitiendo que más voces hablen, y sobretodo critiquen y se quejen en el parlamento y en los municipios. Confío en que ahora esta gente cumpla, y que en las siguientes elecciones den otro pequeñito paso hacia adelante, y no hacia atrás.

    ResponderEliminar
  52. También quería añadir, que la solución no es el voto en blanco. Aun que muestres tu descontento hacia la política actual, la ley electoral fija un porcentaje mínimo de votos que en caso de no superarse no da opciones a obtener representación. Los votos en blanco se suman al total, y por lo tanto favorecen a los partidos mayoritarios y desfavorecen a los minoritarios.

    ResponderEliminar
  53. En mi opinión es así todo sigue igual. Hoy en día las ideas de los partidos que conforman la "dictadura partitocrática española" desde decadas no se diferencian en nada en lo que ha sus ideas económicas se refieren, con alguna pequeña diferencia (para mí, simplemente para el escaparate; para eso de, joder que de izquierdas o derechas somos), pero si observamos las medidas utilizadas son las propias que el PP hubiera utilizado para "paliar" la crisis. Por ello en este movimiento teniamos tanta fé los que nos consideramos apartidistas, fieles a un partido o simplemente los que querían un cambio, nuevas ideas para un país ahogado en un juego de dos montado desde una transición necesaria pero manipulada y tramposa. Pero por mucho que no ha sido tanto como nos esperabamos o queriamos esperar, ha habido una reacción, yo no me conformo en pensar que los votos al PSOE redudaron al PP, creo que muchos partidos pequeños salieron muy beneficiados en muchas comunidades, con resultados que los sondeos no daban ni en sus mejores sueños. Esto acaba de empezar, este gran movimiento necesita tiempo, además el panorama que nos espera no parece para nada alentador (he leido de un periodo de 10 años para llegar a un cauce medios, nada de ir muy bien, sino mantenerse). Creo que las proximas generales podemos tener alguna sorpresa. Y por último, creo que el fallo estuvo en no pedir el voto nulo (aunque no aporte nada, hubiera dado un toque de atención importante y necesario, para una clase política que al más estilo barÇa-madrid saben que más tarde o temprano elecciones tras elecciones alguno de los dos siempre se llevará la liga).

    ResponderEliminar
  54. Laia Marco del Prado26 de junio de 2011, 21:22

    Lo cierto es que me llama la atención la reflexión del profesor Patrici Calvo. Siendo consciente de que este comentario va a ser revisado por él mismo y de que probablemente no le guste lo que voy a decir, no obstante y ante todo, he de ser consecuente con lo que tengo ahora mismo en la cabeza, que a fin de cuentas para ello están los foros: me indignan estas disertaciones fáciles que incluyen siempre un malsonante "pésima gestión del gobierno socialista". Ya está bien. La gente ya no sabe ni lo que quiere ni lo que demanda. Está tan degradado el panorama político que nos limitamos a la crítica por la crítica, sin complementos ni aditivos que enriquezcan mínimamente este tópico de fácil empleo. Si el gobierno socialista hubiera hecho lo que realmente lo que le salía del corazón, estoy segura de que el 90% del pueblo español hubiera salido a las calles con mayor efusión promovido por ese tornado azul que sopla el viento en su favor cuando vienen los momentos duros; hubieramos salido de la Unión Europea tan pronto como Zapatero hubiera dicho su última palabra, y esa España PROFUNDA, bucólica y, por otra parte, ignorante, hubiera terminado por hundir lo poco que se podría haber salvado. Así es España. Y en ese sentido quiero dirigir mi reflexión: partimos de una España que practica una cultura política DE SÚBDITO, esto es, una sociedad que no participa activamente pero que evalúa los resultados desde la barrera, desde el lugar más cómodo. Aquí radica el problema principal: unos ciudadanos que osan alzarse contra algo que tantos años ha costado levantar, han de tener una propuesta sólida en sintonía con la realidad y no con el idealismo utópico, muy bonito pero poco práctico.
    Esa es la mayoría de España: personas que ignoran la política pero se permiten el lujo de criticar. Ya está bien. Necesitamos una cultura política PRACTICANTE en su mayoría. Necesitamos sanear la forma de vivir la política, y eso sólo se puede hacer, desgraciadamente, desde el autoconvencimiento. Es el único modo de levantar distintas voces en el mapa ibérico que es el que nos ocupa en este caso.
    Por otra parte, sería necesario ver qué pasaría en ese caso. Yo apuesto a que esas distintas voces quedarían enterradas bajo el gigante que supone la legitimación carismática (Max Weber) del Partido Popular. Nada que ver ya con el bipartidismo, bajo mi punto de vista. Una legitimación trabajada desde los más oscuros despachos donde se trabaja meticulosamente la crueldad del márketing y la comunicación política al más puro estilo de "La Cortina de Humo". Y como decía, la única solución factible que veo en todo esto es el AUTOCONVENCIMIENTO de que hay que PARTICIPAR. Poco probable en una sociedad española inmensamente ignorante. Quizá soy un poco cruel, pero este tema me toca y me hunde en sentido literal.

    ResponderEliminar
  55. Sinceramente, se ha llegado a un punto de comodidad en el que cuando el que está en el poder lo hace mal, votamos a los contrarios, a los otros grandes que pensamos que pueden llegar a gobernar, pero parece que nos olvidamos de que hace unos años eran ellos los que estaban en el poder, y también ocurrieron una serie de acontecimientos que hicieron que la población se replanteara quien merecía el poder, pero lo que creo es que actualmente no se ve más allá de los partidos grandes, y por esto no salimos del bucle en el que nos encontramos. En las elecciones pasadas lo que yo creo que ha ocurrido es que muchas de las personas que se han manifestado en el movimiento 15-M, no acudieron a su cita con las urnas, o que si lo hicieron votaron en blanco. No creo que esta sea la mejor posición, ya que si se quiere cambiar algo debemos ejercer nuestro derecho al voto, para después poder quejarnos si no estamos de acuerdo con el resultado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario