La UJI solicita la colaboración de la comunidad universitaria en la elaboración de su código ético Ir al contenido principal

Destacados

Social Street Castelló, nuevas formas y espacios de relacionalidad

Tras crear un grupo cerrado de Facebook para los vecinos, el Grupo San José Obreroy la Plaza Pintor Sorrolla de Castellón se han convertido en los primeros vecindarios adheridos al movimiento Social Street Castellón. 

Social Street es un movimiento ciudadano surgido en las calles de la ciudad de Bolonia (Italia) durante el mes de noviembre de 2013. Desde sus inicios, el objetivo del movimiento Social Street ha sido la socialización del vecindario a través del fomento de relaciones interpersonales que permitanconocer los intereses y las necesidades cotidianas de la gente, compartir experiencias e inquietudes con la gente que vive en deredor, llevar a cabo actividades con un interés mutuo, cooperar en el desarrollo y mejora del vecindario, solucionar problemas de distinta índole, hablar, tomar café, intercambiar puntos de vista, etcétera.... En definitiva, para crear espación de relacionalidad urbana en un mundo cada vez más atomizado, desencarnado e digitalizado.

Como parte del movimient…

La UJI solicita la colaboración de la comunidad universitaria en la elaboración de su código ético


La Universitat Jaume I inicia una campaña participativa abierta a toda la comunidad universitaria para la realización de su Código Ético, documento que se está desarrollando en el marco del Plan de Responsabilidad Social Universitaria de la UJI. El objetivo del Código Ético es recoger los valores que definen el carácter y la identidad de la Universitat Jaume I, así como las normas que tienen que inspirar la conducta de sus miembros. Para recoger las opiniones y sensibilidades de las personas que conforman la universidad se han establecido una serie de acciones de participación y diálogo que incluyen el lanzamiento de un cuestionario en línea con el cual se invita a toda la comunidad universitaria a colaborar en la definición del Código Ético. Además, se realizarán 14 entrevistas en profundidad a agentes estratégicos y se celebrarán siete grupos de discusión con un total de 84 representantes de los diferentes grupos de intereses.
La elaboración del Código Ético es el primer paso de Plan RSUJI que se desarrollará mediante un innovador sistema integrado de gestión de la Responsabilidad Social Universitaria que incluye, además del Código Ético, la realización una memoria de RSU, la creación de un Comité de Ética y la apertura de una Línea Ética. El Plan RSUJI, que fue presentado al Claustro el pasado 13 de junio, se enmarca en el Plan Estratégico 2018 de la Universitat Jaume I y está coordinado por el comisionado del rector para el Desarrollo de la RSU, el catedrático de Ética Domingo Garcia Marzá.
El objetivo de este plan es hacer una reflexión conjunta, una reflexión institucional sobre cómo generar credibilidad y confianza en la sociedad que legitima la universidad. Se trata de responder de aquello que se espera de la UJI como universidad, de los impactos y resultados que genera. El Plan RSUJI implica la puesta en marcha una serie de herramientas que proporciona la Responsabilidad Social Universitaria para que todas las universidades que quieran gestionar esta tarea lo hagan de una manera completa, comparable y verificable. Esta metodología compartida es fundamental en todo proceso de internacionalización. De las 81 universidades españolas, 39 disponen ya de algunas de estas herramientas. El Plan RSUJI reúne estas herramientas que están empleando las universidades en todas partes para integrarlas en un sistema para la gestión de la calidad ética de la organización.





Comentarios